© 2023 Alexis Kawabonga

Creado con Wix.com

Soledad

Un día me encontré aquí, sin saber por qué. Tampoco es que haya mucho que ver: nubes de formas extrañas por aquí, huesos por allá. Incluso durante el tiempo que he recorrido este lugar, el clima y el horizonte no han cambiado gran cosa, sólo se siente el viento tibio y el ruido de la árida tierra cuando sale volando.

¿Te imaginas cómo siente la soledad La Muerte? Descúbrelo en esta serie de ilustraciones realizadas en acuarela compone el número once de la revista gráfica El acordeón.